Melanoma: Un fármaco se muestra eficaz en melanoma avanzado

El empleo de un fármaco inhibidor de la mutación del gen BRAF aumenta significativamente el tiempo de supervivencia libre de enfermedad en pacientes con melanoma avanzado. Así lo indican los resultados de un ensayo clínico que ha comparado la acción de una terapia dirigida con el medicamento dabrafenib frente al empleo del fármaco quimioterápico dacarbazina.

melanoma-farmacoSe trata de estudio multicéntrico internacional, publicado en The Lancet, en el que la Clínica Universidad de Navarra ha participado junto a otras 70 instituciones de trece países: España, Alemania, Francia, Estados Unidos, Italia, Canadá, Polonia, Rusia, Australia, Holanda, Irlanda y Hungría.

Como se sabe, el melanoma es el cáncer de piel de peor pronóstico y uno de los más agresivos. Su incidencia actual en España se cifra entre 1,7 a 2,5 casos en varones y entre un 2 a 3,2 en mujeres, por 100.000 habitantes en ambos casos. Con respecto a la década pasada, su incidencia se ha multiplicado por cuatro.

Nueva diana

La identificación de la mutación BRAFV600 en aproximadamente la mitad de los pacientes con melanoma metastásico ha abierto en los últimos años un nuevo campo de innovación terapéutica en melanoma avanzado. Este estudio constituye uno de los avances terapéuticos más importantes en esta enfermedad.

De los 250 pacientes portadores de mutación BRAFV600E tratados en el ensayo clínico fase III, 187, recibieron dabrafenib y 63, dacarbazina. El 50 % de los pacientes tratados con dabrafenib tuvieron una respuesta significativa a este tratamiento, mientras que solo fue del 7% en el grupo de pacientes que recibieron quimioterapia. Este efecto positivo en la evolución de la enfermedad también se confirmó al analizar el tiempo medio de supervivencia libre de la enfermedad que en los pacientes tratados con dabrafenib ha sido casi el doble del observado en los pacientes que recibieron dacarbacina. El estudio incluyó en su diseño la opción de recibir dabrafenib a los pacientes que progresaron tras recibir dacarbacina.

Los hallazgos confirman la utilidad de las terapias dirigidas frente al melanoma avanzado, asegura Salvador Martín Algarra, de la Clínica Universidad de Navarra: «Desde la década de los años 70 hasta 2011, el tratamiento del melanoma metastásico o inoperable se basaba sólo en quimioterapia o inmunoterapia de actividad muy limitada. Ese año se comunican los primeros estudios comparativos de las terapias dirigidas, es decir, de fármacos que actúan sobre unas moléculas muy concretas del sistema inmunitario o de las células tumorales. Suponen una revolución porque funcionan de manera diferente a la quimioterapia».

Gen clave

En este sentido, apunta, el ensayo confirma los resultados obtenidos anteriormente con otra molécula estudiada, vemurafenib. Ambas pertenecen a la categoría de inhibidores de BRAF, «uno de los genes clave cuya mutación está implicada en la proliferación celular y en los mecanismos de supervivencia del melanoma, y probablemente de muchos otros tumores. Las investigaciones han demostrado que actuar sobre el gen BRAF tiene un impacto claro sobre la evolución de los pacientes que presentan melanoma metastásico con mutación en esta molécula, ya que induce una alta tasa de respuestas y una clara prolongación en la supervivencia libre de enfermedad».

Pese a estos resultados y a la ventajas que tiene frente a la quimioterapia, Martín Algarra advierte que «no podemos decir que los inhibidores de BRAF sean un tratamiento curativo definitivo, pero sí que ha supuesto un cambio en la historia del melanoma, enfermedad en la que llevábamos muchos años sin avances terapéuticos significativos».

Fuente: abc.es

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *