Los hombres de ahora cuidan su estética

Las consultas masculinas en centros estéticos crecieron un 100% y actualmente no está mal visto que el hombre elija tratamientos para mejorar su apariencia física, que antes eran exclusivos de las mujeres. Evitar rollitos de grasa, cirugía de párpados, corregir marcas o cicatrices y el implante de pelo son las prácticas que más se solicitan.

HombreLos tiempos han cambiado y en la actualidad los hombres cuidan su estética ya sea al aplicarse cremas para mejorar el cutis o incluso al someterse a cirugías plásticas para quitar excesos grasos en el pecho. Las consultas masculinas aumentaron un 100% en los centros de estética y casi la mitad de la mismas han surgido de varones de entre 35 y 50 años.

Antes los cuidados estéticos eran exclusivos de las mujeres. Hoy cada vez más hombres buscan verse bien y para ello consultan especialistas.

Así eligen tratamientos para mejorar su apariencia física.

Según el centro médico Estética Buenos Aires, entre los procedimientos quirúrgicos más solicitados se encuentra la lipoescultura que sirve para eliminar los indeseados “rollitos de grasa”, la blefaroplastia o cirugía de párpados para combatir las clásicas “bolsitas” y la ginecomastia, es decir, la eliminación del exceso de grasa o de restos de glándula mamaria en la zona pectoral masculina.

Los tratamientos no quirúrgicos son una opción eficaz para ocuparse de cuestiones estéticas particulares y la aplicación de bótox encabeza la lista de los más pedidos: su uso más habitual es para atenuar las arrugas o borrarlas sin alterar la expresión natural del rostro. También muchos hombres se someten a técnicas de relleno de ácido hialurónico, el cual se recomienda para los que desean corregir marcas, cicatrices o arrugas permanentes en la cara o en el cuerpo.

De acuerdo a cifras de la última encuesta de la Asociación Americana de Cirugía Plástica (ASAPS), en los últimos años los hombres registraron un aumento de consultas de más del 100%.

Al respecto, Fernanda Bornaz, especialista de Estética Buenos Aires, asegura que “en el pasado era más frecuente que el hombre viniera por insistencia de su mujer, para satisfacerla. Hoy, ellos llegan a la consulta por interés propio, incluso en algunos casos son quienes terminan trayendo a su mujer por haberse quedado conformes con el tratamiento”.

Por su parte, Enrique Gagliardi, ex titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, coincide en que “han aumentado consultas de hombres para cirugías. Sigue en primer lugar la corrección de la nariz y luego el implante de pelo. Después sí se piden tratamientos para corregir la zona mamaria por un exceso en la glándula o por acumulación de grasa, algo que estéticamente es bastante desagradable al formarse como una mama femenina chiquita. Muchos jóvenes se incomodan al tener que ir a la playa”.

Al ser consultado sobre las causas del fenómeno, Glagiardi cuenta a este diario que “hay un cambio en las costumbres y una disminución de los prejuicios ya que antes era mal visto que los hombres se sometieran

Fuente: www.diariopopular.com.ar

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *