Mario Camargo

HOY RECOMENDAMOS A:

Mario Camargo

Dirección: Av. Cañoto Esq. 21 de Mayo - Neurocenter

Teléfono: (591-3) 3391331

Santa Cruz, Bolivia

Ver más

Las 10 enfermedades neurológicas más frecuentes

Las enfermedades neurológicas son patologías que afectan a la integridad de nuestro sistema nervioso central y periférico. Es decir, van a causar diferentes daños y lesiones en el cerebro, la médula espinal, el conjunto de nervios craneales y periféricos, las raíces nerviosas del sistema nervioso autónomo y las uniones neuromusculares (Organización Mundial de la Salud, 2014).

Existen cientos de tipos de enfermedades de tipo neurológico y millones de personas en el mundo se ven afectadas por éstas(Organización Mundial de la Salud, 2014).

Enfermedades neurológicas

A pesar de la amplia variedad de desórdenes neurológicos, existen algunas enfermedades que son más comunes actualmente (National Institutes of Health, 2016):

Patologías relacionadas con alteraciones genéticas como la distrofia muscular o la enfermedad de Huntington.
Problemas relacionados con el desarrollo del sistema nervioso, la espina bífida.
Enfermedades neurodegenerativas: Parkinson y enfermedad de Alzheimer.
Patologías relacionadas con accidentes cerebrovasculares.
Lesiones traumáticas a nivel encefálico o espinal.
Trastornos convulsivos, tales como la epilepsia.
Afecciones neoplásicas, tales como los tumores cerebrales.
Procesos infecciosos: meningitis.

Además, la Organización mundial de la salud (2014) también destaca alguna de las anteriores entre las patologías neurológicas más frecuentes: epilepsia, procesos demenciales, alteraciones relacionadas con el dolor de cabeza, esclerosis múltiple, infecciones neurológicas, trastornos asociados a la desnutrición, enfermedad de Parkinson, ictus, trastornos craneoencefálicos y dolor asociado a diferentes condiciones neurológicas

Diferentes estudios estadísticos señalan que (Organización Mundial de la Salud, 2014).:

Alrededor de 6,2 millones de personas mueren por causas derivadas de un accidente cerebrovascular.
Más de 50 millones de personas en todo el mundo padecen epilepsia.
Se ha estimado que en la población general existen aproximadamente 35,5 millones de personas con demencia: Enfermedades de Alzheimer la causa más común (60-70% de los casos).
A nivel mundial, la prevalencia de la migraña oscila en torno al 10%.

Enfermedades neurológicas frecuentes

1- Accidentes Cerebrovasculares: Ictus

El término accidente cerebrocascular (ACV) se refiere a una alteración del flujo sanguíneo cerebral. Dentro de los accidentes cerebrovasculares, podemos distinguir dos tipos de alteraciones: isquemias y hemorragias (Ropper&Samuels, 2009; Ardila &Otroski, 2012).

Hemorragia: derrame sanguíneo sobre áreas cerebrales, debidas principalmente a rupturas de aneurismas cerebrales.
Isquemia: la obstrucción del flujo sanguíneo, generalmente debido a accidentes trombóticos o embólicos.
Tras la afecciones coronarias y el cáncer, los accidentes cerebro vasculares son la causa más común de muerte en los países industrializados (Organización Mundial de la Salud, x). En España, en el año 2008 se registraron 420.064 personas con daño cerebral de tipo adquirido. En cuando a las causas, las que tienen una mayor presencia son: Ictus ( 53,36% en hombres y 46,64 en mujeres), y Anoxia (62,62% en hombres y 37,38% en mujeres) (FEDACE, 2013).

Este tipo de patologías, van a provocar una serie de secuelas que afectarán de forma significativa a la funcionalidad y calidad de vida del paciente: desde el desarrollo de un estado vegetativo o de mínima consciencia a déficits importantes en componentes sensorio motores, cognitivos o afectivos (Huertas-hoyas et al., 2015). Por otro lado, suelen aparecer déficits de tipo cognitivo como los problemas de atención, memoria y funciones ejecutivas (García-Molína et al., 2015).

Entre las secuelas más comunes de los accidentes cerebrovasculares se encuentra:

  • Parálisis y debilidad muscular: es frecuente que se desarrolle una parálisis severa en uno de los lados del cuerpo, generalmente la persona presenta series dificultades o incapacidad para articular movimientos tanto con la extremidad superior como con la inferior.
  • Dificultades o incapacidad para hablar: si el accidente cerebrovascular causa daños en áreas relacionadas con la producción motora del lenguaje o la compresión, podrán aparecer diversas alteraciones del lenguaje.
  • Cambios emocionales y alteraciones comportamentales: debido a las diferentes lesiones cerebrales, como al impacto de la nueva situación, podrán aparecer cambios relacionados con la irritabilidad, labilidad emocional, entre otros.

Con respecto al tratamiento, en los primeros momentos, todas las intervenciones se van a centrar en la preservación de la vida de la persona. En la fase post-aguda, se va a intervenir a nivel físico para tratar las consecuencias motoras, , como a nivel neuropsicológico para abordar las secuelas cognitivas: déficit de orientación, amnesia, déficit lingüístico, atencional , etc.

2- Trastornos craneoencefálicos

Ardila &Otroski (2012), proponen que los trastornos craneoenciefálicos (TCE) se producen como consecuencia de impacto de un golpe sobre el cráneo. Generalmente, este impacto se transmite tanto a las capas meníngeas como a las estructuras corticales.

Además, diferentes agentes externos pueden provocar el impacto: utilización de fórceps en el nacimiento, herida de bala, efecto de golpe contra golpe, extensión de un golpe mandibular, entre muchos otros.

Podemos encontrar traumatismos abiertos (TCA) en los que se produce una factura del cráneo y penetración o exposición del tejido cerebral y los traumatismos craneoencefálicos cerrados, en los que no se produce una fracturar del cráneo pero puede tener lugar graves lesiones del tejido cerebral debido al desarrollo de un edema, hipoxia, aumento de la presión intracraneal o procesos isquémicos.

En el caso de Europa, la incidencia estimada de los TCE se estima en 235 casos por cada 100.000 personas al año y también van a provocar, al igual que los accidentes cerebrovasculares importantes repercusiones a nivel funcional.

Dependiendo de la gravedad y extensión de lesión, los síntomas serán diferentes: es posible que tras el suceso traumático una persona no presente secuelas significativas, o que por el contrario desarrolle importantes déficits en áreas físicas, cognitivas y sociales.

Cuando la magnitud el impacto traumático es elevada , es posible que el paciente pierda la consciencia y desarrolle un estado de mínima consciencia o coma (Huertas-hoyas et al., 2015).

En cuanto al tratamiento, las medidas iniciales se centrará en el control de las constantes vitales tanto con abordajes farmacológicos como en algunos casos quirúrgicos. Tras la fase aguda, será esencial la intervención rehabilitadora, física y neuropsicológica, para promover tanto las capacidades residuales, como para la generación de estrategias compensatorias para las diferentes secuelas.

3- Epilepsia

La epilepsia se trata de un trastorno neurológico, que se caracteriza por la presencia de episodios recurrentes denominados crisis o ataques epilépticos (Fernández-Suárez, et al., 2015).

Aproximadamente unos 50 millones de personas padecen epilepsia en todo el mundo (Organización Mundial de la Salud, 2016). Actualmente, la prevalencia de la epilepsia se estima entre 4 y 10 casos por cada 1.000 habitantes Fernández-Suárez, et al., 2015).

Las crisis epilépticas se producen como resultado de una actividad neuronal inusual que, se altera provocando convulsiones o períodos de comportamiento y sensaciones inusuales y en ocasiones puede provocar la pérdida de la consciencia (Mayo Clinic., 2015).

Además, esta actividad anormal puede transmitirse desde su zona de origen hacia otras ubicaciones, por lo que el cerebro podrá verse gravemente afectado por la recurrencia de los episodios convulsivos. De esta forma, las crisis pueden tener importantes consecuencias y secuelas neurológicas (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2016).

Con respecto a la intervención terapéutica, se suelen emplear tratamientos farmacológicos para controlar la frecuencia de las convulsiones. El tratamiento farmacológico o a través de procedimientos quirúrgicos son efectivos en aproximadamente el 80% de los casos. En el caso de la población infantil es posible que los síntomas de la enfermedad desaparezcan con el desarrollo (Mayo Clinic., 2015).

4- Demencia y enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una de las formas más frecuentes de demencia en personas que tienen una edad superior a los 65 años de edad (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2015).

En Estados Unidos se ha estimado que aproximadamente unos 5 millones de personas de más de 65 años pueden padecer esta patologías (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2015).

Sin embargo, la enfermedad de Alzheimer solo es una de las causas de la demencia. Se estima que a nivel mundial la demencia afecta aproximadamente a más de 47 millones de personas, de las que un 58% residen en países con unos ingresos medios o bajos. Se ha detectado que cada nuevo año se registran alrededor de 7,7 millones de nuevos casos.

Diferentes investigaciones prevén que en el año 2030 el número de personas con demencia se encuentre en torno a los 73,6 millones y en el año 2050 aproximadamente en alrededor de 135,5 millones de personas.

Esta patología, se caracteriza por la presentación de una serie de síntomas que van a afectar a la memoria, pensamiento y/o habilidades sociales, suficientemente graves para interferir de forma significativa con la vida cotidiana de la persona.

La demencia se presenta con alteraciones en al menos dos funciones cerebrales: pérdida de memoria, deterioro del juicio o del lenguaje; dificultad para realizar actividades rutinarias como pagar facturas o perderse en lugares familiares.

Fuente: lifeder.com

Mario Camargo

Mario Camargo

NEURÓLOGO

DATOS DE CONTACTO:

Neurocenter
09:00 a 11:00 a.m.
Av. Cañoto esq. 21 de Mayo
Telf.: (591-3) 339-1331
Cel.: (00591) 77390313 (Bolivia)
Cel.: (00 591) 99289364 (Uruguay)
Web: www.drmariocamargo.com/
E-mail: drmariocamargo@gmail.com
Skype: doctor.mario.camargo
Santa Cruz – Bolivia

Centro Médico Foianini
de 3:00 a 6:00 pm
C/Chuquisaca N° 737
Telf.: (591-3]) 332 8181
Cel.: (00591) 77390313 (Bolivia)
Cel.: (00 591) 99289364 (Uruguay)
Web: www.drmariocamargo.com/
E-mail: drmariocamargo@gmail.com
Skype: doctor.mario.camargo
Santa Cruz – Bolivia

BIOGRAFIA

Egresado de Facultad de Medicina Universidad de la Republica Oriental del Uruguay Montevideo, Uruguay
Post Grado (Especialidad) en Montevideo, Uruguay

• Director Medico NEUROCENTER.
• Jefe de la Unidad de Ataque Cerebrovascular Clínica Foainini.
• Director medico de Laboratorio de sueño y Electroencefalografía.
• Director del Centro Medico Foianini.
• Presidente de la Sociedad Boliviana de Neurologia filial Santa Cruz.
• Presidente de ILAE Bolivia.
• Instructor ATLS
• Instructor PhTLS.
• Integrante del Equipo Medico de Terapia intensiva de Clínica Foianini

Antecedentes:

• Past presidente de Sociedad Boliviana de Neurologia
• Presidente del Comité Científico del Congreso Panamericano de Neurologia.
• Coordinador de los Aranceles Médicos del Colegio Medico de Santa Cruz.
• Sociedad Cruceña de Neurología
• Sociedad de Medicina Critica y Terapia Intensiva de Santa Cruz
• Sociedad de Neurosur
• Sociedad Uruguaya de Neurología

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *