La exposicion a pesticidas da un mayor riesgo de contraer mal de parkinson

Según un estudio que recopila otras investigaciones, los venenos utilizados en la producción de frutas y verduras podrían favorecer enfermedades como el Mal de Parkinson.

parkinson-pesticidasEl Mal de Parkinson podría ser resultado de la agricultura y de los productos que llevamos a la mesa todos los días. Es que la exposición a pesticidas, herbicidas e insecticidas fue asociada, de hecho, con un mayor riesgo de contraer Mal de Parkinson.

Esto es lo que surge de un estudio que pasó revista a otras 100 investigaciones y fue realizado por científicos de la Fundación IRCCS Policlínico San Matteo di Pavia en colaboración con el Centro Parkinson -Istituti Clinici di Perfezionamiento (ICP) de Milán, coordinado por el doctor Gianni Pezzoli.

El Dr Emanuele Cereda, principal autor del estudio, y colegas, analizaron 104 estudios que examinaron las verduras y su exposición a pesticidas, herbicidas, insecticidas y solventes relacionada con el riesgo de contraer Mal de Parkinson -en particular, entre aquellos que trabajan en el campo-.

En la revisión fueron incluidos también los estudios que evaluaron la proximidad a la exposición, como, por ejemplo, en aquellos que viven cerca del campo, en los que trabajan cerca de campos y los que toman agua de la canilla.

La revisión, publicada en Neurology, la revista médica de la American Academy of Neurology, mostró que la exposición repetida a estas sustancias tóxicas aumenta el riesgo de contraer Mal de Parkinson de un 33 a un 80 por ciento.

En varios estudios controlados, la exposición a determinados pesticidas fue relacionada con un doble de riesgo de contraer esa enfermedad.

“No estudiamos si el tipo de exposición, como, por ejemplo, si el compuesto era inhalado o absorbido a través de la piel, y el método de aplicación, como la lubrificación o la mezcla, influían en el riesgo de contraer Parkinson”, subrayó el doctor Cereda.

De todos modos, nuestro estudio sugiere que el riesgo aumenta de manera dosis/respuesta a medida que aumenta el tiempo de exposición a estas substancias químicas”.

La presunta necesidad de tener una agricultura que favorezca la producción antes que la calidad ha hecho que el uso de substancias químicas en el campo haya alcanzado proporciones incontrolables sin tener en cuenta que todo lo que introducimos en el medio ambiente regresa después a nosotros en diversas formas ocultas: en los alimentos que llevamos a la mesa, en el agua que tomamos, en el aire que respiramos…

El que trabaja en agricultura está ciertamente más expuesto, así como el que come, respira y toma agua todos los días -es decir, todos nosotros-, no se encuentra protegido. Reflexionemos.

Fuente: clarin.com

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *