Evitar dar antibiotico a niños con sinusitis

En la actualidad cuando un niño presenta algún cuadro de infección aguda de los senos paranasales, los médicos recetaban automáticamente un antibiotico para iniciar un tratamiento, pero según unas nuevas directrices recomendadas por un grupo de pediatras que dicen lo contrario.

antibiotico-ninos-sinusitisEn este caso, los pediatras de la American Academy of Pediatrics recomiendan a observar y esperar por si la infección puede curarse sola.

“El médico puede tratar de inmediato o sopesar esperar un par de días”, indica la doctora Ellen Wald, presidenta del subcomité de sinusitis aguda de la academia, “Si el niño no parece estar dramáticamente enfermo, se puede esperar un par de días adicionales para ver si mejora solo”.

En las recomendaciones anteriores que se emitieron en 2001, se tenía que la terapia se deberá de llevar con antibiotico para todos los niños que se diagnosticaban con sinusitis bacteriana aguda, donde se define como señales persistentes de infecciones de los senos paranasales que duren más de diez días.

“El periodo de diez días no tiene nada de sagrado. Podrían ser 11 o 12 días”, comentó Wald, catedrática de pediatría de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin. “Si el niño parece estar más enfermo, no lo haríamos. Comenzaríamos con los antibiotico de inmediato”, añadió.

Las nuevas recomendaciones que aparecen en la edición en línea de la revista especializada Pediatrics, se fundamentan en la preocupación sobre la resistencia a los antibiotico. “Existe mucho solapamiento entre el resfriado común y la sinusitis aguda, y algunos niños que no sufren de una infección bacteriana quizás reciban antibiotico“.

“Creo que los casos de sinusitis aguda al final se resuelven solos”, indicó Wald. “Los niños no mueren de sinusitis. Pero también se trata de la calidad de vida. Se mejora más rápidamente con tratamiento”, finalizó.

Fuente: sumedico.com

Te puede interesar...

1 Response

  1. Carlos Eguez dice:

    El problema está en el hecho de que los niños por su elevada tasa metabólica y mayor vulnerabilidad, se descompensan muy rápido.

    Si un médico tomara como norma este tipo de conducta, tarde o temprano, caería fácilmente en la figura de “negligencia médica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *