Encuentran pocos beneficios y algunos riesgos en inyección de esteroides para dolor de espalda

NUEVA YORK (Reuters Health) – Las inyecciones de esteroidesampliamente usadas para tratar el dolor de espalda brinda poco oningún beneficio real, según un nuevo estudio practicado sobre 400 pacientes.

inyeccion-esteroidesAquellos a quienes se administró el fármaco mezclado con el analgésico lidocaína no tuvieron mejores resultados en mediciones de discapacidad o dolor de piernas tras seis semanas de tratamiento que el grupo de control, que sólo recibió inyecciones de lidocaína.

“Estas (inyecciones) son muy comunes y los esteroides generan riesgos adicionales sin demasiado beneficio”, dijo la autora principal, doctora Janna Friedly, de University of Washington, Seattle. “Espero que los pacientes y sus médicossean más cautelosos con su uso” para el tratamiento de la estenosis espinal, agregó.

La estenosis espinal lumbar es un estrechamiento del canal que rodea a los nervios espinales de la espalda baja. Eso comprime los nervios y causa dolor, y es la causa principal de cirugía de columna en los adultos mayores.

Se supone que la combinación de los esteroides glucocorticoides y un anestésico reduce la inflamación de los nervios en la zona afectada. Cada año, sólo Medicare registra unos 550.000 procedimientos; cada inyección cuesta entre 500 y 2.000 dólares.

“Este estudio cuestiona los beneficios de las inyecciones epidurales con glucocorticoides para tratar la estenosis espinal”, opinó el doctor Gunnar Andersson, del Centro Médico de Rush University, Chicago, en un editorial sobre el estudio publicado en New England Journal of Medicine.

“Es como si fuera a ser más complicado justificar el uso de estas inyecciones para tratar la estenosis espinal. Pero no demuestra que el tratamiento no sea efectivo”, dijo el doctor D.Scott Kreiner, copresidente de la comisión redactora de las guías de la Sociedad Norteamericana de Columna y que no participó del estudio.

El médico agregó que la terapia “es moderadamente efectiva,no curativa, y que no siempre sería suficiente para evitar la cirugía en algunos pacientes”.

El equipo incluyó a un grupo de médicos de 16 centros de Estados Unidos. La mitad utilizó inyecciones de lidocaína más uno de cuatro glucocorticoides: triamcinolona, betametasona, dexametasona o metilprednisolona. La otra mitad aplicó sólo lidocaína. Todos los pacientes podían recibir una segunda ronda del tratamiento.

Antes de las inyecciones y a las tres y seis semanas de la aplicación, los pacientes calificaron sus niveles de dolor en una escala de 25 puntos (25 = máximo dolor).

A las tres semanas, el nivel de dolor promedio del grupo tratado sólo con lidocaína (grupo control) se redujo de 15,7 a 13,1 puntos, y a 12,5 puntos a las seis semanas. El grupo tratado con lidocaína y un glucocorticoide comenzó el estudio con algo más de dolor (16,1) y fue el que más alivio registró a las tres semanas: 11,7 puntos y 11,8 a las seis semanas.

La diferencia no es estadísticamente significativa y podría atribuirse al azar. El mismo patrón se observó con el dolor de piernas, aunque con una leve diferencia a las tres semanas que desapareció a las seis semanas.

En la encuesta de satisfacción, el 67 por ciento de los pacientes tratados con la terapia combinada dijeron estar muy o algo satisfechos con el tratamiento, contra el 54 por ciento del grupo control.

Los usuarios de los esteroides también mejoraron mucho más que el grupo control en una escala para evaluar la depresión, aunque registraron más efectos adversos por persona (fiebre,infección o ambos en dos pacientes del grupo control versus 10 pacientes tratados con lidocaína más esteroide).

“Es un aviso para no utilizar las inyecciones epidurales en el tratamiento de la estenosis espinal”, dijo Kreiner.

Fuente: www.eleconomista.es

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *