El agotamiento por causas laborales “puede comprometer gravemente la salud del corazón”

laboral-corazonEl agotamiento por causas laborales “puede comprometer gravemente la salud del corazón”, tal y como ha evidenciado una investigación realizada por la Universidad de Tel Aviv (Israel) y publicada por la revista especializada “Psychosomatic Medicine”.

Este trabajo demuestra que “el 20 por ciento de las personas que sufren el síndrome de “burnout” tienen un riesgo considerablemente mayor de enfermedad cardiaca”. En concreto, estas personas “tienen un 79 por ciento más de probabilidades” de padecer alguna de estas patologías, señalan los expertos.

Pormenorizando en este síndrome, los especialistas indican que éste se produce por agotamiento “físico, cognitivo, emocional” durante las horas de trabajo. Este continuo desgaste se asocia con problemas como “la obesidad, el insomnio y la ansiedad”, explican.

A juicio de los autores principales del estudio y miembros de este centro universitario israelí, los doctores Sharon Toker, Samuel Melamed, Shlomo Berliner, David L. Horn y Itzhak Shpira, la relación entre el agotamiento laboral y las enfermedades coronarias se halla “en la acumulación de placa en las arterias coronarias, lo que conduce a los ataques al corazón o en las anginas de pecho”.

EL SÍNDROME DE “BURNOUT” ES UN FUERTE PREDICTOR DE PATOLOGÍA CORONARIA

Para ellos, los datos obtenidos de probabilidades de enfermedad son “alarmantes” y más extremos de los que cabía esperar. Por ello, sostienen que el síndrome de “burnout” “es un fuerte predictor de enfermedad coronaria, al igual que otros clásicos, como el tabaquismo, los niveles de lípidos en sangre y falta de actividad física”.

“Algunos de los factores que contribuyen al agotamiento laboral son el estrés, la sobrecarga de tareas, la falta de control sobre las situaciones, la falta de apoyo emocional y las largas jornadas de trabajo”, explica Toker. Todo ello conduce a un desgaste físico que “a la larga debilita el cuerpo”, sostiene.

Además, estos problemas se asocian a otros factores de riesgo cardiovascular, tales como “niveles elevados de colesterol o grasa en la sangre”, subraya. Así lo ha confirmado tras realizar seguimiento por espacio de más de tres años a 8.838 personas con buena salud y con un puesto de trabajo.

Durante el periodo de evaluación se produjeron 93 casos de cardiopatía coronaria, dato que “sería más elevado” si el periodo de examen se extendiese aún más en el tiempo, manifiesta Toker. Por ello, apuesta por la medicina preventiva a base de detección precoz de signos de agotamiento.

Fuente: telecinco.es

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *