Rómulo Calvo Bravo

HOY RECOMENDAMOS A:

Rómulo Calvo Bravo

Cirujano Proctólogo

Dirección: Calle Rafael Peña # 288 e/ España y 21 de Mayo

Teléfono: 334-4445 -.709-53322

Santa Cruz, Bolivia

Ver más

Cuando la inflamación es más que un síntoma molesto

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son dos de las enfermedades inflamatorias intestinales más frecuentes, cuyos síntomas son tan variables y comunes a otras patologías que suelen confundirse con otras afecciones. Una experta describe las características que las distinguen.

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) son producidas por un desequilibrio del sistema inmunológico, que afecta el aparato digestivo provocando inflamación, distensión, dolor, obstrucciones y úlceras. Sin embargo, sus síntomas son tan variables y comunes a otras patologías que se suelen confundir con otras enfermedades, postergando el diagnóstico correcto. Así lo explicó en una entrevista con La Prensa la doctora Silvia Pedreira, jefa del servicio de Gastroenterología del Hospital Alemán.

– ¿Cuáles son las EII más comunes?

– Las más comunes son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

– ¿A cuántas personas afecta este tipo de enfermedades? ¿A quiénes afecta más? – Si bien no tenemos en el país estadísticas reales, se estima que hay más de 16.000 casos. En los Estados Unidos, se han registrado más de un millón y medio de casos de enfermedades inflamatorias intestinales. Existe una incidencia mucho mayor en los Estados Unidos y Europa Occidental.

La enfermedad de Crohn suele afectar a personas de entre 20 y 30 años, aunque cada vez hay más adolescentes y niños que la padecen. Y afecta con mayor frecuencia a mujeres. Además, es dos veces más frecuente entre los fumadores que entre los no fumadores.

La colitis ulcerosa suele presentarse entre los 20 y 40 años y entre los 60 y 80 años. Su prevalencia es la misma en hombres y mujeres.

Tanto en el caso de la enfermedad de Crohn como en el de la colitis ulcerosa, las áreas urbanas y los estratos sociales de mayor nivel socio-económico muestran una prevalencia superior que las áreas rurales y clases de menor ingreso.

CAUSAS Y SINTOMAS

– ¿Cuáles son las causas?

– Si bien su origen exacto es desconocido, se caracterizan por tener un terreno inmunológico: esto significa que son producidas por un desequilibrio que hace que los mecanismos inflamatorios de defensa se exacerben, reaccionando contra órganos “blanco”, en este caso el intestino, provocando daño. Esta propensión puede tener componentes genéticos, si bien no hay transmisión hereditaria. Hoy día, se está postulando que el crecimiento en el diagnóstico de estas patologías relacionadas con la alteración de la inmunidad, tendrían mucho que ver con los cambios del ecosistema producidos por el hombre, que influyen adversamente en el ambiente y los alimentos y, asimismo, en la flora bacteriana intestinal. Además, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa pueden hacerse evidentes por factores ambientales, el estrés, o la existencia de una infección intestinal previa.
Una de sus características es que tiene períodos de actividad (brotes) e inactividad (remisión) de duración variable.

– ¿Qué síntomas pueden advertir a las personas sobre una posible EII?

– Es importante saber que los síntomas son tan variables y comunes a otras patologías que suelen confundirse con otras enfermedades. Un índice importante es la persistencia en el tiempo de síntomas tales como el dolor abdominal, distensión, náuseas, pérdida de apetito y peso, frecuentes episodios de diarrea, a veces con sangre, anemia y cansancio general, que pueden indicar una condición crónica relacionada con las enfermedades inflamatorias intestinales.

El síntoma más común es la diarrea, en algunos casos grave, que puede requerir la cercanía de un cuarto de baño. A veces se necesita acudir hasta 15 o más veces al día. Los dolores abdominales también son frecuentes y su gravedad está relacionada en algunas personas con el grado de diarrea. También puede aparecer sangre en las deposiciones, en particular con la colitis ulcerosa.

En algunos casos, los pacientes experimentan estreñimiento durante los períodos de actividad de la enfermedad, que se conocen como “brotes”. Esta condición puede surgir de la obstrucción parcial del intestino.

La inflamación también puede afectar el sistema neurológico intestinal de tal manera que hagan sentir al paciente que hay heces en el tramo final del intestino (recto), aún cuando en realidad no los hay. El dolor es el resultado de los espasmos intestinales y del compromiso de las capas nerviosas del intestino.

La gravedad de los síntomas también varía considerablemente de una persona a otra: algunas apenas experimentan molestias leves mientras que otras tienen síntomas graves que a veces hasta les puede incapacitar para la realización de una vida normal. En algunos casos, los síntomas se experimentan de forma gradual mientras que en otros aparecen de forma repentina. Alrededor de la mitad de los pacientes tiene síntomas leves y la otra mita sufren brotes.

DIAGNOSTICO

– ¿Cómo se diagnostican las EII?

– El buen diagnóstico es fundamental para identificar correctamente los síntomas y no confundirlos, por ejemplo, con una apendicitis. Se realiza a través de una endoscopía, acompañada de una biopsia o de una exploración radiológica. Si bien es difícil diferenciar la enfermedad de Crohn de la colitis ulcerosa debido a sus semejanzas endoscópicas, poseen características distintas relacionadas con la ubicación y grado de las lesiones.

– ¿Tienen cura o por el momento sólo existen tratamientos crónicos?

– Hoy por hoy, las Enfermedades Inflamatorias Intestinales no son curables, pero sí controlables, y la mayoría de las personas que las poseen pueden hacer una vida normal. El fin del tratamiento es evitar nuevos brotes o reducir la duración de los que surgen.

– ¿Qué líneas de tratamiento son las más utilizadas?

– El tratamiento farmacológico antiinflamatorio y los cortiesteroides siguen siendo la base. Esto abarca diversas familias de fármacos incluyendo las terapias biológicas para detener la inflamación.

Actualmente, se están realizando investigaciones en el campo de la farmacogenómica, con el propósito de identificar si la composición genética de una persona puede permitir la determinación de su susceptibilidad a la enfermedad o cómo va a responder al tratamiento.

En cuanto al tratamiento quirúrgico, en la Argentina, como en el resto del mundo, se efectúan técnicas quirúrgicas con cirujanos entrenados en estas patologías. La proctocolectomía es la extirpación completa del colon y del recto y se crea un “ano contra natura”, una ileostomía donde la punta inferior del intestino delgado, el íleon, se lleva hasta la superficie de la piel para drenar los desechos.

Otra alternativa quirúrgica es la anastomosis ileoanal. Es la extirpación solamente de la porción enferma del colon y se conservan los músculos externos del recto. El íleon se une dentro del recto, formando una bolsa o depósito que contiene las heces. Esto le permite al paciente defecar a través del ano en una forma normal, aunque las defecaciones pueden ser más frecuentes y acuosas que lo normal.

En ocasiones, es necesario tomar ciertos medicamentos para aliviar los síntomas, como pueden ser las resinas tipo colestiramina, para reabsorber la bilis que el intestino no es capaz de eliminar. También, a veces, se emplean antidiarréicos (siempre con vigilancia médica).

En tanto, los llamados tratamientos biológicos emplean sustancias fabricadas artificialmente pero que imitan a otras que nuestro cuerpo posee. Se usan en las formas graves de la enfermedad y consisten en modular durante un pequeño espacio de tiempo la reacción del sistema inmune, lo que deja paso a posibles infecciones. Durante varias aplicaciones, producen un efecto de desinflamación a largo plazo.

RIESGOS

– ¿Cuáles son las complicaciones asociadas con las EII?

– Estas enfermedades se pueden complicar hasta poner en riesgo la vida de los pacientes, al derivar en otras afecciones como la peritonitis por perforación intestinal, el sangrado digestivo, la desnutrición y el aumento en la incidencia de cáncer colorrectal en esta población de enfermos.

Los niños con enfermedades inflamatorias intestinales, en particular Crohn, pueden sufrir retrasos en el crecimiento debido a la imposibilidad de su aparato digestivo de absorber correctamente todos los nutrientes necesarios a su desarrollo, con consecuentes problemas en el rendimiento escolar y en el desarrollo sexual en la etapa de la pubertad.

Adicionalmente, como consecuencia de la inflamación intestinal, se pueden producir problemas todavía más graves como la obstrucción intestinal, fístulas entre vísceras vecinas o megacolon tóxico -una complicación que conlleva el rápido ensanchamiento del colon y que es potencialmente mortal- e incluso la muerte del paciente.

– ¿Cuánto tiene que ver la alimentación y el estilo de vida de la persona con esta clase de enfermedades?

– Se suele recomendar a los pacientes que eviten comidas y hábitos alimenticios que les produzcan molestias; esto incluye aquellos métodos de cocción que aportan mucha grasa, como la fritura o el rehogado. Además, se propone eliminar el consumo de lácteos, cafeína, alcohol, y azúcares, así como alimentos crudos (verduras y fruta), en la primera etapa del tratamiento, puesto que su digestión requiere más trabajo gástrico e intestinal, reemplazando éstos con su preparación al vapor o hervido. Adicionalmente, es muy importante hidratar el cuerpo adecuadamente con agua.

– ¿Qué rol juega el estrés?

– El estrés emocional desempeña un papel muy importante en la salud de algunos pacientes y se cita frecuentemente como el desencadenante de un brote, aunque no hay ninguna relación clara entre la causa y el efecto. El tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales, en ocasiones, incluye la enseñanza de técnicas de relajación como la meditación y recomienda el apoyo psicológico.

Sin embargo, el tema en sí es delicado. Se genera mucha angustia entre ciertos pacientes cuando sus familiares, amigos e incluso algunos médicos les plantean que el estrés puede ser una causa de la enfermedad, cuando en realidad puede ser sólo un factor exacerbante, como ocurre con tantas otras enfermedades. Es importante asegurar a los pacientes que no es culpa suya y que tampoco es un “problema de nervios”.

Debido a la naturaleza de estas enfermedades y de los síntomas desagradables que las acompañan, muchos se sienten incómodos al hablar sobre lo que les pasa con amigos íntimos e incluso con la familia. En este aspecto, juegan un papel muy importante los grupos de apoyo.

Fuente: laprensa.com.ar

Rómulo Calvo Bravo

Rómulo Calvo Bravo

CENTRO DE COLOPROCTOLOGIA Y PISO PELVICO
Calle Rafael Peña # 288 e/ España y 21 de Mayo
(591) 3 3344445 – (591) 70953322

ESPECIALIDAD

Cirugía General
Hospital Caja Petrolera de Salud
Santa Cruz, Bolivia – Febrero 2004

Post-Grado. Coloproctología

Caja Nacional de Salud
Santa Cruz, Bolivia – Febrero 2008

CARGOS DESEMPEÑADOS

01/10 – Presente CAJA DE SALUD CAMINOS Y R. A. Santa Cruz, Bolivia
Cirujano General – Coloproctólogo
08/09 – Presente CENTRO MEDICO UDIME. Santa Cruz, Bolivia
Cirujano General – Coloproctólogo
06/09 – Presente CAJA DE SALUD UNAGRO. Santa Cruz, Bolivia
Cirujano General – Coloproctólogo
03/09 – Presente UNIVERSIDAD DE AQUINO BOLIVIA – UDABOL. Santa Cruz, Bolivia
Docente. Carrera Medicina
04/08 – Presente CENTRO MEDICO COSALUD S.R.L. Santa Cruz, Bolivia
Cirujano General – Coloproctólogo
12/05 – Presente CAJA PETROLERA DE SALUD. Santa Cruz, Bolivia
Cirujano General – Coloproctólogo
01/05 – Presente SOCIEDAD CRUCEÑA DE COLOPROCTOLOGIA. Santa Cruz, Bolivia
Secretario General
05/09 – 05/10 HOSPITAL CATOLICO SELENE MAIANNI. Santa Cruz, Bolivia
Adscrito del Servicio de Coloproctología
05/09 – 06/10 CAJA PETROLERA DE SALUD. Santa Cruz, Bolivia
Director A.I.
02/08 – 07/09 HOSPITAL UNIVERSITARIO JAPONES. Santa Cruz, Bolivia
Adscrito del Servicio de Coloproctología
10/04 – 01/05 DIRECTORIO LOCAL DE SALUD (DILOS). Santa Cruz, Bolivia
Presidente
01/02 – 10/04 HONORABLE CONCEJO MUNICIPAL DE SANTA CRUZ DE LA SIERRA (H.C.M.)
Presidente de la Comisión de Salud y Previsión Social

Más información

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *