Eva Agreda

HOY RECOMENDAMOS A:

Eva Agreda

Dirección: Centro Médico Integral SIRANI - Calle Independencia # 654

Teléfono: (591-3) 3375800 / 73108079

Ver más

CARDIOPATÍA CONGÉNITA solución en el vientre materno

Las causas de esta afección varían, pero todas se deben a un desarrollo defectuoso del embrión durante el embarazo.

El corazón humano se forma alrededor de los dos meses de gestación, lo que implica que muchas veces la madre no sabe aun que está embarazada, y comete actos o consume cosas que son dañinas para el embrión, el origen de las cardiopatías congénitas comienza con el desconocimiento del embarazo por parte de la madre, seguido de la ingesta de sustancias potencialmente tóxicas que pueden ser desde antibióticos o analgésicos hasta alcohol, cigarrillos y drogas.

El defecto también se puede producir espontáneamente por un trastorno genético. Esto significa que los cromosomas, que son las unidades genéticas que crean y forman el cuerpo, pueden alterar algunos órganos del cuerpo, incluyendo el corazón. El más común de los trastornos cromosómicos que produce cardiopatía congénita es el síndrome de Down.

Tipos de cardiopatías.

las cardiopatías se suelen dividir en dos: las que producen cianosis (coloración azul en la piel), que son las más severas, y las que no se asocian a la cianosis.

  1. Las que son conocidas como cardiopatías congénitas cianógenas consisten en un flujo sanguíneo anormal que va desde la circulación pulmonar a la sistémica, pasando a los tejidos sangre no oxigenada adecuadamente, lo que provoca cianosis.
  2. De este grupo la más frecuente la tetralogía de Fallot, que consiste en cuatro defectos del corazón y de sus vasos sanguíneos.
  3. Las cianóticas también la transposición de los grandes vasos, drenaje venoso pulmonar anómalo total, corazón izquierdo hipoplásico y varias más.
  4. Dentro del grupo de las cardiopatías no cianóticas figuran: comunicación interventricular, estenosis aórtica, estenosis pulmonar, comunicación interauricular y otras.

Detección temprana.

En la actualidad se cuenta con técnicas diagnósticas muy simples, como es el ecofetal (ecocardiografía fetal) que detecta estos problemas mucho antes de que el niño nazca.

Gracias al desarrollo de la ecocardiografía, a partir de los años ochenta ya el diagnóstico prenatal permite saber con antelación el estado cardíaco del bebé.

Examen ecofetal

Cada mujer embarazada debería hacerse por lo menos una vez un ecofetal, este examen debe ser hecho por un cardiólogo pediátrico para ver exactamente la anatomía y función del corazón y que lo ideal es que la madre se someta al ecofetal a las 22 semanas, pero puede hacerse desde las 16 semanas hasta casi finalizar el embarazo.

Mediante este examen es posible detectar diversas cardiopatías muy serias, pues existen entre siete y ocho tipos de cardiopatías graves que es necesario detectar durante el embarazo, pues debido a su gravedad deben ser operadas antes de los 30 días después del nacimiento.

El resto, –alrededor de un 65 por ciento de los casos– puede esperar para ser operado o intervenido por cateterismo –o ambos procedimientos– hasta el primer año.

Luego que la madre se somete a la ecografía prenatal y se determina que su criatura tiene algún tipo de defecto cardiaco, lo primero es determinar cuál cardiopatía tiene.

Si tiene un trastorno del ritmo que esté repercutiendo sobre el corazón del bebé, se debe tratar de manera intrauterina, ingresando a la madre para darle los medicamentos necesarios para mejorar la frecuencia y que no someta al bebé a una falla cardíaca.

Existe otro procedimiento más complejo, que se utiliza para tratar el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, un raro tipo de cardiopatía congénita, donde una parte del lado izquierdo del corazón no se desarrolla por completo.

Este problema pone en riesgo la vida del niño, impidiendo incluso su nacimiento, por lo que es una condición catalogada por los médicos como crítica y para salvar al bebé deben intervenirlo antes de las 30 semanas de gestación dentro del útero.

Se trata de una observación intrauterina que permite la apertura de la válvula que esté estrecha mediante la punción logrando su apertura, lo que permite que las dos partes del corazón funcionen adecuadamente.

Caso de no hacerse este procedimiento una de las válvulas no se va a desarrollar y el niño termina falleciendo intraútero o inmediatamente nace.

Por el momento en el país solo se realiza el diagnóstico, pero aún no se lleva a cabo este tipo de cirugía intrauterina, por lo que estos casos deben ser intervenidos fuera del país.

Fuente:http://hoy.com.do

Eva Agreda

Eva Agreda

Directora Centro del Corazon

Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca. UMRPSFXCH

Especialización:

Irmandade da Santa Casa da Misericórdia, San Pablo,Brasil
Hospital das Clínicas (INCOR), San Pablo,Brasil
Hospital Gregorio Marañon, Madrid – España
Métodos Gráficos: Ergometría y Holter
Diplomada en Educación Superior. Universidad Gabriel René Moreno

 

 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *