Centro Medico Foainini

HOY RECOMENDAMOS A:

Centro Medico Foainini

Centro de Especialistas y Diagnóstico Médico

Dirección: Calle Chuquisaca #737 Esq. Av. Irala

Teléfono: (+591) (3) 332-8181

Santa Cruz, Bolivia

Ver más

Insuficiencia cardíaca

Cualquier enfermedad que dañe el corazón puede debilitarlo de tal forma que le impida realizar correctamente su función de bombeo de la sangre. Aprende a evitar las causas de la insuficiencia cardíaca y controlar esta frecuente enfermedad crónica.

insuficiencia cardiacaInsuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad crónica del corazón que no permite realizar su función de bombeo de la sangre correctamente. Prácticamente cualquier enfermedad que dañe al corazón puede desembocar en una insuficiencia cardíaca con el tiempo. Las consecuencias de este problema son dos, fundamentalmente: la incapacidad para enviar la sangre que necesitan los órganos del cuerpo y la incapacidad para poder recibir la sangre venosa desde los pulmones y otros órganos.

Es una enfermedad muy frecuente, 15 de cada 1000 personas la sufren en el mundo y la proporción es mayor entre los mayores de 70 años, llegando a 40 de cada 1000 enfermos. Además, la insuficiencia cardiaca es permanente, se puede controlar, pero no curar, y requiere un tratamiento efectivo, pero caro. Todas estas características hacen que la insuficiencia cardíaca sea una de las enfermedades con más incidencia y repercusión en la salud global de la población, ya que su control y prevención suponen un ahorro muy importante en los sistemas sanitarios.

A día de hoy los enfermos de insuficiencia cardíaca controlados por su médico pueden tener una buena calidad de vida, pero deben seguir correctamente su tratamiento y mantener un hábitos de vida saludables, ya que es muy fácil que tengan agudizaciones de la enfermedad que requieran su ingreso en el hospital.

Cuando la insuficiencia cardíaca no se trata se convierte en una enfermedad letal, con una mortalidad precoz y una calidad de vida nefasta. Por este motivo se le conoce como “el cáncer del corazón”.

Causas de la insuficiencia cardíaca

Para que un corazón acabe sufriendo insuficiencia cardíaca siempre se producen una serie de pasos:

Una causa inicial daña el corazón de manera que lo debilita y no se puede contraer correctamente o tiene que hacer grandes esfuerzos para hacerlo. Una vez que sucede esta causa inicial lo único que podemos hacer es retrasar la aparición de la insuficiencia cardíaca, a veces hasta varios años después.
Varios órganos reciben menos sangre de la que necesitan.

El cuerpo humano activa mecanismos compensadores para paliar la falta de bombeo sanguíneo. El mecanismo más importante es el sistema renina-angiotensina-aldosterona, que se activa en el riñón.
Los mecanismos compensadores se agotan o incluso favorecen el daño del corazón debilitándolo aún más entrando en un círculo vicioso.

El corazón entra en una situación de insuficiencia cardíaca. Es frecuente que aumente su tamaño para poder realizar el mismo trabajo que realizaba antes.

La mejor forma de evitar la insuficiencia cardíaca es prevenir la aparición de las causas iniciales que la provocan, pero no es del todo fácil, ya que son muy variadas. Las causas de insuficiencia cardiaca más importantes y que merecen la pena ser mencionadas son:

  • Infarto de miocardio: con diferencia la causa más importante en todo el mundo de insuficiencia cardíaca.
  • Hipertensión arterial: cada vez más presente en Europa, México, Chile y países en vías de desarrollo por los cambios en la dieta, modos de vida y envejecimiento de la población.
  • Miocardiopatías: enfermedades del propio músculo cardíaco.
  • Miocardiopatía vírica, más frecuente en niños y jóvenes.
  • Enfermedad de Chagas, típica en Bolivia y otros países de Latinoamérica.
    Enfermedades genéticas como la hemocromatosis, la amiloidosis, la miocardiopatía hipertrófica hereditaria y otras.
  • Insuficiencias o estenosis de las válvulas del corazón.
  • Alteraciones del pericardio (pericarditis, tuberculosis…).
  • Endocarditis, es decir, infecciones de las válvulas cardíacas.
    Arritmias.
  • Enfermedades de otros aparatos del cuerpo humano (hipertiroidismo, anemia, sepsis, enfermedad de Paget, insuficiencia renal, etcétera).
  • Síntomas de insuficiencia cardíaca

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca no suelen aparecer hasta que han pasado meses o años después de la causa inicial que la origina. Es fácil pensar en un primer momento que los síntomas más graves se deberían a la falta del riego sanguíneo; sin embargo, los signos más frecuentes y más incapacitantes se deben al estancamiento de la sangre venosa antes de llegar al corazón.

Los síntomas de insuficiencia cardiaca más importantes son:

Disnea: se conoce como disnea a la sensación de fatiga o falta de aire al realizar un ejercicio físico más o menos moderado. Es el síntoma más frecuente de la insuficiencia cardíaca y se debe al estancamiento de la sangre venosa en los pulmones, ya que el corazón no puede recibirla e impulsarla hacia el resto de cuerpo. Es además el síntoma que más incapacita a las personas que sufren insuficiencia cardíaca. Podemos dividir a la disnea en cuatro grados según su intensidad:

  • Grado I: disnea que aparece con esfuerzos superiores a los que se realizan habitualmente.
  • Grado II: disnea que aparece al realizar actividades cotidianas (caminar llevando compra, subir escaleras, etcétera).
  • Grado III: disnea que aparece con pequeños esfuerzos (ducharse, vestirse, afeitarse…).
  • Grado IV: disnea que permanece cuando se está sentado sin realizar ejercicio.

Ortopnea: se llama así a la sensación de falta de aire cuando se está tumbado en la cama. De hecho es frecuente que los pacientes con insuficiencia cardíaca duerman con dos o más almohadas, porque al incorporarse se alivia esa sensación. El motivo es el mismo que el de la disnea: los pulmones tienen sangre estancada que no permite captar el oxígeno correctamente. A veces los enfermos pueden despertarse en mitad de la noche con sensación de ahogo y con tos, es lo que se conoce como “asma cardial” (asma producida por el corazón).

Edemas: tener los tobillos hinchados cuando se está de pie o sentado es uno de los síntomas de la insuficiencia cardíaca, aunque puede ocurrir por otros motivos. Aunque no es un síntoma que dificulte la vida al enfermo, sí que sirve para comprobar que el tratamiento está funcionando o no.

Cansancio y debilidad: además de la sensación de fatiga propia de la disnea, también es frecuente que el paciente no soporte realizar ejercicio debido a la falta de riego sanguíneo hacia sus músculos. No es tan raro encontrar que los músculos del enfermo estén atrofiados, como si no estuviese bien nutrido.

Pesadez abdominal: las personas que sufren insuficiencia cardíaca suelen saciarse muy pronto en las comidas, en seguida tienen la sensación de “estar llenos”. Esto se debe al estancamiento de la sangre venosa en los órganos abdominales, especialmente en el hígado, que puede estar agrandado e incluso desarrollar una cirrosis hepática.

Hemoptisis: es el nombre que se le da a toser sangre. Si la presión de la sangre venosa en los pulmones es muy elevada, las pequeñas venas pueden romperse y la sangre sale a los alveolos pulmonares hasta que se expulsa al exterior cuando se tose. El caso extremo sería el edema pulmonar, que constituye una situación de emergencia, ya que los pulmones están completamente encharcados de sangre y el enfermo expulsa por la boca una espuma enrojecida por la sangre.

Disfonía: las alteraciones de la voz pueden ser un síntoma secundario de la insuficiencia cardíaca. Los nervios que se encargan de movilizar a las cuerdas vocales pasan cerca del corazón y al agrandarse puede comprimirlos.

Diagnóstico de la insuficiencia cardíaca

Para diagnosticar correctamente que una persona padece insuficiencia cardíaca no es necesario realizar pruebas complejas, tan solo es preciso que el médico realice una entrevista clínica completa y explore adecuadamente al enfermo. En la entrevista preguntará por los síntomas que más preocupan al paciente, su intensidad y en qué situaciones aparecen. En la exploración auscultará el corazón buscando ruidos o soplos, los pulmones, para comprobar si tienen sangre estancada, y también buscará edemas en los tobillos.

El resto de pruebas que se realizan sólo sirven para reafirmarse en el diagnóstico, establecer la intensidad de la insuficiencia cardíaca y descartar complicaciones graves. Las pruebas que el médico solicitará son:

  • Analítica de sangre: comprobará los niveles de glóbulos rojos, plaquetas, sales minerales y oxígeno en la sangre. A día de hoy hay una molécula que tiene especial interés en la insuficiencia cardíaca, el Péptico Natriurético Cerebral o BNP. Esta sustancia se eleva en situaciones de insuficiencia cardíaca y en poco tiempo será un dato esencial para el diagnóstico y control de esta enfermedad.
  • Electrocardiograma: con él se descartarán alteraciones del ritmo cardíaco, aumentos de tamaño del corazón o infartos de miocardio.
  • Radiografía de tórax: con ella el médico podrá comprobar si el corazón se ha agrandado y también si los pulmones tienen acúmulos de sangre.
  • Ecocardiograma: cada día más importante para determinar la presión sanguínea dentro del corazón y medir directamente su tamaño.
  • Es esencial en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca cambiar los modos de vida. Así, por ejemplo, en lo que concierne a la alimentación, la dieta debe ser pobre en sal para no aumentar los niveles de presión arterial. También es obligatorio realizar ejercicio físico moderado (caminar a un ritmo adecuado) controlando la respiración. Por último, se debe vacunar de gripe cada año a todas las personas que sufran insuficiencia cardíaca para evitar agudizaciones de la enfermedad.

El tratamiento médico de la insuficiencia cardíaca ha avanzado mucho en los últimos años, lo que ha hecho que esta enfermedad sea controlable y permita tener una buena calidad de vida a las personas que la sufren. Los medicamentos que se utilizan son muy variados, pero hay cuatro grupos que son los más importantes:

IECAs (Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina): este medicamento ha revolucionado el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y su uso es obligatorio nada más realizarse el diagnóstico. No sólo se utiliza para esta enfermedad, también se usa en la hipertensión arterial y en el tratamiento de la insuficiencia renal. Actúa inhibiendo una enzima que es clave en el funcionamiento del sistema renina-angiotensina-aldosterona, lo que rompe el círculo vicioso que compensaba la debilidad del corazón y lo dañaba aún más.

Bloqueantes beta: un medicamento antiarrítmico que enlentece la frecuencia cardíaca, pero que también hace que cada latido sea más efectivo de lo normal. Al comenzar el tratamiento se sube la dosis poco a poco para que se ajuste a cada persona.

Digoxina: en el siglo XVIII un médico inglés observó como una curandera era capaz de aliviar los edemas de los tobillos de las pacientes ancianas y también les aportaba más vitalidad. Lo hacía gracias a unas infusiones de una planta que se conoce hoy día como digital. De esta planta se extrae todavía hoy el fármaco conocido como digoxina, uno de los más antiguos que se utilizan en cardiología. Es muy efectivo para aliviar los síntomas, pero se deben controlar bien los niveles de fármaco en sangre, ya que varían fácilmente con el consumo de algunos alimentos y otros medicamentos.

Diuréticos: su principal función es eliminar mayor volumen de sodio en la orina para así disminuir la tensión arterial. Se utilizan mucho para el tratamiento de la hipertensión arterial, en la insuficiencia cardíaca sólo se usan si los medicamentos anteriores no son suficientes para controlar la enfermedad.
Por último, hay que señalar que la insuficiencia cardíaca es el principal motivo de trasplante cardíaco hoy en día. Normalmente se realiza en pacientes menores de 60 años cuya esperanza de vida con su propio corazón es muy limitada. La escasez de donantes ha hecho que se desarrollen alternativas como la asistencia ventricular, que consiste en implantar una bomba artificial dentro del corazón sin tener que cambiarlo.

Prevención de la insuficiencia cardíaca

La prevención de la insuficiencia cardíaca consiste en evitar las causas iniciales que debilitan al corazón. Por tanto, las medidas preventivas son las habituales para mantener una salud cardiovascular:

  • No fumar.
  • Realizar ejercicio físico moderado una hora al día.
  • Consumir alcohol con moderación.
  • Controlar los niveles de presión sanguínea, colesterol y glucosa.

Fuente: webconsultas.com

Centro Medico Foainini

Centro Medico Foainini

Consulta Médica por Especialidades:

  • Alergología
  • Anestesia
  • Cardiología
  • Cirugía Cardiovascular
  • Cirugía General
  • Cirugía Oncologica
  • Cirugía Plástica
  • Dermatología
  • Fonoaudiología
  • Gastroenterología
  • Geriatría
  • Ginecología
  • Hematología
  • Mastología
  • Medicina Interna
  • Neumología
  • Neurocirugía
  • Neurología
  • Oftalmología
  • Oncología Clínica
  • Otorrinolaringología
  • Pediatría
  • Traumatología
  • Urología

Laboratorio de Análisis Clínico

Contamos con un completo y moderno laboratorio de análisis clínico que funciona las 24 horas del día, atendiendo tanto a pacientes regulares como de emergencia. Nuestro laboratorio proporciona resultados validos, confiables y oportunos.

Chequeos Médicos a Empresas

Pre Ocupacionales, Ocupacionales y Pos Ocupacionales

Un Centro de Diagnóstico Completo

Ir a consulta por la mañana, hacerse de inmediato los análisis y estudios y volver a la reconsulta por la tarde. El sueño de todo paciente es posible en el Centro Médico Foianini.

Tenemos a disposición de nuestros pacientes un servicio completo de Imagenología, resultado de la alianza estratégica con la Clínica Ángel Foianini.

Adquirimos equipos nuevos de última generación, como el caso del Tomógrafo GE Light Speed VCT-XT, de 64 cortes, equipo número uno del mundo con menor dosis de radiación (DOSIS/IQ) para los pacientes, y remodelamos e incorporamos nuevos equipos de rayos X con capacidad de realizar estudios de alta complejidad.

Además, contamos con equipos endoscópicos para el área de gastroenterología, y equipos especializados para la parte cardiológica, pulmonar, urológica, ginecológica, neurológica.

El Ecógrafo Voluson PRO de General Electric, es el sistema líder en ultrasonido para el cuidado de la mujer. Realiza estudios obstétricos con imágenes 2D y 3D superior y 4D en tiempo real.

Visita nuestra Web: http://cmfoianini.com/
Siguenos en Facebook: https://www.facebook.com/CentroMedicoFoianini/

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *